miércoles, 20 de mayo de 2009

Homenaje a un grande que se nos fue, para seguir viviendo




Obra del pintor cubano Garcìa Peña


No te salves

Poema de Mario Benedetti (1920-mayo 2009).



No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca

no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Desde la rambla de Montevideo, triste, un homenaje también para aquellos que dejaron "caer (un dìa)los pàrpados pesados como juicio".

2 comentarios:

Alejandro dijo...

ay que tristeza Juan Carlos, tuve que apretar los ojos para aguantar ese domingo al ver la noticia. También desde mi espacio quize decirle gracias por esos versos a los que tantas veces volví. Pero creo que lo que más desearía y más feliz lo haría, es que intentemos No salvarnos.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Ale: creo que realmente es asì como dice el poeta y expresas vos, no quedar inmòvil al borde del camino es el mèrito para seguir viviendo, saludos juan carlos